• English
  • Español
  • Français
  • Svenska
  • Dansk
  • Nederlands

Altea

Altea es sin duda uno de los pueblos con más encanto de la ‘Costa Blanca’ española.

La ciudad se encuentra a tan sólo 11 kilómetros al norte de Benidorm, sin embargo, los dos centros turísticos son dos mundos aparte.

Altea es una bonita ciudad, con mucho encanto debido a que todavía, una parte de la ciudad conserva su estilo tradicional pesquero.Es una localidad muy popular tanto entre los turistas como entre los afortunados que pueden vivir en la zona; tiene una comunidad de expatriados multinacionales en lento crecimiento.

Altea tiene excelentes comodidades y es considerada como un paraíso de vacaciones para los turistas más exigentes que quedarán cautivados por sus calles empedradas medievales, su barrio antiguo y las delicias de su paseo marítimo bordeado de palmeras.

El ascenso a la sección antigua a lo largo de las pendientes empinadas y las calles escalonadas revela un amplio horizonte en cada curva y se extiende a lo largo de toda la región de La Marina. La silueta del Peñón de Ifach en un lado y la gama Helade en el otro, enmarcan la vista del mar, con las siempre presentes gaviotas que se deslizan sobre la ciudad.

Ocho kilómetros de Altea, en dirección hacia el interior, se encuentra Polop, un pequeño pueblo rodeado de huertos y pinares, que es muy recomendable para quienes buscan paz, tranquilidad y noches frescas de verano.

Altea goza de una ubicación privilegiada y un clima templado excelente, con una temperatura media durante todo el año de 18-20 ° C.