• English
  • Español
  • Français
  • Svenska
  • Dansk
  • Nederlands

Denia

Denia es una encantadora ciudad situada a lo largo de la costa mediterránea, donde el sol brilla casi todo el año. Su clima es típico mediterráneo con temperaturas suaves y con 20 kilómetros de playas de arena y calas rocosas que hacen de Denia un lugar ideal para unas vacaciones familiares en la playa.

Situado a 110 kilómetros del aeropuerto de Alicante, (aproximadamente 1 hora 20 minutos) y 95 km de la ciudad de Valencia. La ciudad está orientada al noreste, con vistas al mar hacia las islas Baleares.

Denia tiene una infraestructura sofisticada, con un puerto deportivo que ofrece 546 amarres y una gama completa de servicios.

Entre los monumentos de la ciudad dignos de visitar se encuentran la iglesia de la Asunción, del siglo XVIII; las Atarazanas (astilleros) del siglo XVII; el claustro y la iglesia de San Antonio y el edificio del ayuntamiento neoclásico del siglo XVIII.

Denia disfruta de casi veinte kilómetros de costa. Al norte de la ciudad, hay playas de arena fina y aguas poco profundas, como Les Marines, LAlmadrava, Les Deveses, Les Bovetes y els Palmars. Al sur se encuentran una serie de pequeñas calas a lo largo de la costa rocosa, conocidas como Les Rotes, que es un auténtico paraíso para los pescadores y buceadores.

Denia se encuentra en una llanura fértil, respaldada por montañas. La montaña del Montgó, que separa Denia y Javea, es el principal punto de referencia de la zona.

Denia ofrece una variedad de deportes acuáticos, que incluyen: vela, windsurf, buceo, pesca, remo y natación, y para aquellos que prefieren tierra a mar, también hay una amplia gama de actividades para elegir: alpinismo, ala delta, ciclismo de montaña y senderismo.

Denia también tiene su propio club de golf de 18 hoyos, ubicado muy cerca de la ciudad, el Club La Sella.

Denia disfruta de un clima mediterráneo típico, con brisas frescas del mar en verano y protección por las montañas circundantes contra los fríos vientos del norte en invierno. El área tiene un promedio de casi 3.000 horas de sol al año y la temperatura promedio excede fácilmente los 20 grados.

En 1986, la Organización Mundial de la Salud recomendó el clima de la zona como uno de los más equitativos del mundo, ni demasiado caluroso en verano ni demasiado frío en invierno. En promedio, puede presumir de 325 días soleados cada año, por lo que es un destino ideal durante todo el año.